Hilando Historias

La vida nos da mil caminos y en uno de ellos conocimos a Juana Hernández una artesana nacida en la comunidad de Tentic, ubicado en San Andrés Larráinzar, Chiapas. A sus 28 años vive con a su esposo Felipe Pérez, con quien hace textiles en telar de pedal para su venta en el Estado.

Juana nos abrió las puertas de su casa y nos mostró que es una mujer de grandes conocimientos, capaz de reinterpretar las historias que los tejidos brocados de su comunidad guardan, esos que son pasados de generación en generación y que para ella son muy importantes de conservar para salvaguardar la tradición del pueblo.

“Estoy trabajando en artesanía, mi mamá me enseñó y mi abuela  le a ella, así no se pierde la historia y la tradición del trabajo de las mujeres de Larráinzar. Antes no quería aprender el brocado, me gusta mucho cuidar borregos, cuando yo tenía 6 años lo único en lo que pensaba en la escuela era que terminando clases iba a irme con ellos al campo, también me gustaba ocuparme ahí y cargar leña.

A los nueve años de edad su mamá le enseñó los saberes del telar de cintura pero no fue hasta los once que pudo aprender bien la técnica. Hace como 15 años un grupo de apoyo a la comunidad, donde también estaba mi mamá y brindaron un taller para aprender el telar de pedal, ellos instalaron todo, de esta manera aprendimos. Apenas dos años atrás le enseñé a mi esposo a tejerlo y le ha gustado tanto que ya la mayoría de pedidos los hace él, también me ayuda a costurar los artículos que terminamos en telar de cintura.

Ahora yo trabajo en el parador artesanal de la localidad, construido por la Secretaría de Turismo, mi mamá y sus compañeras se juntaron, así es como comenzaron a trabajar ahí. Hacemos artesanías de diferentes cosas, todo tejido en telar de cintura: manteles, blusas, cojines, individuales.”

textil mexicano

Simbología de San Andrés

Los símbolos aplicados a los brocados tejidos en telar de cintura tienen diversos significados y son plasmados por las artesanas de esta comunidad para adornar tanto sus vestimentas como los productos que crean. Juana teje huipiles tradicionales para los mayordomos de la comunidad en los que nos cuenta que plasma rombos que representan el centro del universo, el Muk Ta’ Luch; el universo, que a su vez interpreta el paso de la salida del sol desde el cielo hasta el inframundo transitando los 4 puntos cardinales. También notamos otros dibujos como el Jenjen o sapo en español que dicen ser el cuidador y músico del señor de la Tierra, están los monos, la reina de la lluvia, la culebra, la mariposa y el padre y la madre.

Lo que viene para JUANA

Gracias a su esposo, que además de ser tejedor es maestro, Juana ha decidido terminar sus estudios de  secundaria y preparatoria, espera que sus hijos crezcan para tener más tiempo y así poder estudiar enfermería.

Si estás interesado en los productos que Juana y su esposo producen, puedes ponerte en contacto con nosotros para presentártelos.

artesanía mexicana

 

 

 

 

 

 

 

 

Leave a Response