El cáñamo o hemp, mejor conocido como CANNABIS ha sido utilizado en sus distintas especies a lo largo de la Historia con más de 10,000 años en su uso como alimento, medicina y fibra textil, hasta rituales religiosos que datan del 2,700 A.C.

Sumergidos en un mundo industrializado y afortunados en voltear a ver los procesos y técnicas artesanales nos encontramos con la fibra de cáñamo que sin duda alguna ha robado toda nuestra atención.

Esta fibra producida por la planta CANNABIS SATIVA tiene ricas propiedades que la hacen de mejor calidad que cualquier otra.

hemp

Aquí te contamos algunos de sus beneficios:

  1. Es tan suave como la seda y tan resistente como una cuerda de ancla de hasta 30cm de circunferencia.
  2. La combinación de esta fibra con el alquitrán crea un impermeabilizante.
  3. La calidad es superior al algodón pues además de ser más resistente y suave, es de mayor crecimiento, requiere muy poca agua y no necesita herbicidas, pesticidas, fertilizantes sintéticos o semillas transgénicas para su cultivo.
  4. La fibra mata bacterias haciéndola naturalmente antimicrobiana.
  5. Tiene mejor capacidad térmica que cualquier otra fibra, lo que mantiene al usuario fresco en verano y cálido en invierno.
  6. Además, el cultivo de cáñamo mejora la salud del suelo mediante la reposición de nutrientes vitales y prevención de la erosión.