Hilando Historias

Guillermo Jester crea moda bajo estándares artesanales tradicionales sin género; es decir, tanto hombres como mujeres pueden portar las mismas prendas.

Durante su última colección titulada Caxlan -palabra con la que los mayas tzotziles hacen referencia a las personas mestizas desde la llegada de los españoles a sus tierras- Jester se encargó de representar el entrelace cultural entre México y el mundo, mezclando así, una nueva y fresca visión de ciertas prendas tradicionales indígenas con prendas de otros países desde la época colonial.

Tal es el caso del textil a rayas azul con negro que vemos constantemente en dicha colección, el cual está basado en un rebozo tradicional de Cherán, Michoacán. Así mismo, se distingue el patronaje de algunas prendas de hombre de la época de la conquista que consisten en siluetas básicas y geométricas. De esta forma reinterpreta elementos a la adaptación de las prendas en la vestimenta tradicional, jugando con las siluetas geométricas, llevándolas a ser más orgánicas, lo que permite que la tela tenga un lenguaje propio.

Jester presentó Caxlán en la Universidad Naba de Milán Italia durante la temporada F/W 17, la cual fue trabajada en comunión con el grupo de artesanos “Tejedores Chiapanecos” de San Andrés Larráinzar, Chiapas. Los planes de este joven diseñador son posicionar su visión de la moda y el trabajo artesanal en el mundo, creando un impacto real en la sociedad y permitiendo crear una diferencia, en donde hacer moda o ropa va más allá de seguir tendencias.

Leave a Response